La Nueva Cara de Málaga

historic MalagaSi visitó Málaga por última vez hace cinco años, se llevará una sorpresa. Si lo hizo hace 10 años o más, ¡la sorpresa será aún mayor!

Tras años de incesante martilleo, perforaciones y varias capas de pintura, Málaga ha resurgido como una ciudad completamente nueva.

¿Recuerda cuando aterrizó en aquel pequeño aeropuerto con nombre de pintor? ¿Y el caótico tráfico que ralentizaba el ritmo de la ciudad? ¿Y el hecho de que toda la Costa del Sol fuera turística menos Málaga capital?

Esa época ya ha pasado a mejor vida. Como turista en al año 2014 le espera una ciudad vivaz y moderna, con una infraestructura mucho más acorde a los tiempos que corren.

El rejuvenecimiento comenzó hace una década en la calle Larios: Esta concurrida vía, conocida por sus atascos, se convirtió en una hermosa calle peatonal repleta de tiendas, cafeterías y restaurantes, un céntrico lugar de encuentro para los visitantes. La buena acogida de este proyecto provocó un efecto domino en el “lifting” de la ciudad.

Hoy en día el viajero aterriza en un extenso y moderno aeropuerto con amplios ventanales de cristal. Las autovías son nuevas, anchas y bien señalizadas. La estación de tren ha sido renovada y Málaga ahora también cuenta con una estación de AVE (tren de alta velocidad).

Las nuevas instalaciones del Puerto de Málaga han convertido a la capital de la Costa del Sol en un destino de primer orden para cruceros. A esto hay que añadir las dos primeras líneas del Metro de Málaga, que estarán operativas parcialmente en unos meses. En un futuro próximo se añadirán nuevas líneas.

Esta completa renovación de las infraestructuras de Málaga ha convertido la ciudad en una urbe moderna. Ha sabido salvaguardar su belleza original, como sus monumentos, la arquitectura, las vistas y su historia – al mismo tiempo que el visitante se siente como en una ciudad contemporánea, situada entre las más modernas de Europa.

Ahora conducir en Málaga es mucho más fácil, al igual que usar el transporte público.
De manera que no es de extrañar que el turismo en la ciudad haya despegado definitivamente. Los visitantes llegan por tierra, mar y aire de todas partes de Europa para disfrutar de una escapada de fin de semana. También hay un incremento de viajeros procedentes de Rusia y Asia, dotando a la calle Larios con un ambiente internacional. Muy andaluz… y cosmopolita al mismo tiempo.

La combinación del auge empresarial y el rico patrimonio artístico de Málaga ha convertido a esta ciudad en una de las grandes capitales españolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *